Una sesión de fotos - ¿cómo funciona?

 

Las sesiones fotográficas que ofrezco son muy individualizadas. Siempre hay un

contacto previo por teléfono o personal para aclarar tus ideas y el estilo de fotos

que te gusta y para planear la sesión según tus necesidades.

 

Como muchos de mis clientes son familias con bebés o niños ofrezco un servicio 

fotográfico en su entorno: en casa, en algún parque o jardín, en la playa o donde 

se sientan cómodos.

Con mi equipo de luz puedo montar un mini-estudio en tu casa, si quieres, así se

pueden realizar fotos de estudio y fotos con luz natural en la misma sesión.

 

Las sesiones suelen tardar entre dos y tres horas dependiendo mucho de sus

protagonistas (con recién nacidos, bebés y/o niños puede tardar más).

Incluyen cambios de ropa si lo deseas.

 

Después de la sesión, te envío un link para poder acceder a una galería virtual

donde encuentras una preselección de todas las fotos tomadas. Así puedes

escoger tranquilamente tus fotos preferidas y compartirlas con tu familia y

amigos.

Cuando me comunicas tu selección final hago un retoque con Photoshop con

mucho cuidado a la particularidad de cada foto y según tu gusto. El número de

fotos finales depende del “pack” que has elegido antes. Hay diferentes tamaños

de “packs” básicos de los cuales resultan 6, 10, 15 o 20 fotografías en copias (15x23cm)

y en CD (alta resolución, color y b/n).

Por supuesto existe la posibilidad de variar el número de fotos finales según tus deseos.

 

Más o menos 15 días después de tu selección recibirás las copias y el CD. 

 

 

¿Tienes más preguntas?